Lectura silenciosa sostenida


Todos los viernes a las 10.30, dando un paseo por los pasillos, te encuentras con una visión mágica: las puertas de las aulas se abren y quedan abiertas. Todas las personas en la escuela, sean alumnos, maestros u otro personal del centro, dejan lo que están haciendo, cogen un libro y leen durante un cuarto de hora, cada uno inmerso en el mundo regalado por su libro, disfrutando todos juntos en silencio el maravilloso mundo de la lectura. Familias y amigos de la escuela, estén donde estén, están invitados a sumarse al momento de lectura silenciosa sostenida, así que ¡acordaros de llevar siempre un libro bajo el brazo los viernes!